Hoy tendrás que complacer a tu Ama comiéndote la merienda que Ella misma te sirve. Eso sí, te lo vas a ir comiendo lentamente, arrodillado, desde el suelo. Todo pisoteado, aprovecha, lámelos… Esa lengua de cerdo le dejará los tacones bien limpios.

Ver vídeo

Visita la web de Amanda